Salud e Intimidad Sexual

Como humanos, buscamos conexión. Es común que las relaciones saquen a la luz nuestros más profundos miedos y desaten memorias de nuestras historias más dolorosas. La necesidad humana de tener seguridad y libertad dentro de una relación puede hacer que la intimidad sea un reto, aunque al mismo tiempo deseamos tener relaciones íntimas. 

La salud sexual se ve, se siente, huele y suena diferente para cada individuo. Antes de empezar a trabajar juntos, es importante que averigüemos lo que para ti significa tener una sexualidad y/o identidad “sana” para que cuando empecemos a trabajar, sepamos qué queremos lograr.

En todas sus formas y variaciones y siendo única para cada individuo, considero la salud sexual como un valor fundamental y una pieza esencial en la salud y bienestar general de cualquier persona. La salud sexual “requiere un enfoque respetuoso y positivo hacia la conducta y el placer sexual y pone en balance los derechos sexuales como la seguridad, el consentimiento, la no coerción y la no discriminación con la congruencia entre los valores sexuales individuales y sociales y la conducta y los deseos relacionados con el sexo con uno mismo y con otros” (Harvey Institute). Viendo esta perspectiva, considero que la salud sexual es parte de los pilares básicos junto con la salud mental, salud física y la salud espiritual. 

  • Follow me @mindfulsexologist

© 2020 por Alejandra Chayet